Auditorio Manuel de Falla
OCG CASA MUSEO ARCHIVO MANUEL DE FALLA
--
INICIOCALENDARIOPROGRAMACIÓNINSTALACIONESVENTA DE ENTRADASEL AUDITORIO
 
 

 

-- CONCIERTOS

volver

--

Programación Auditorio Manuel de Falla
Orfeón de Granada
Venta de entradas: 
Taquilla del Teatro Municipal Isabel la Católica



Taquilla del Auditorio, el día del Concierto, a partir de las 19:30 horas
















Actualizado once de marzo MMXIX

--
Sábado, 6 de abril de 2019

20:30 horas
AUDITORIO MANUEL DE FALLA
10 €

Programa
--

“Petite messe solennelle”
 G. Rossini (obra con cuatro solistas vocales, coro, piano y acordeón)

Intérpretes
--

Soprano: Laura Sabatel
Mezzosoprano: Leticia Rodríguez
Tenor: Moisés Marín
Bajo: Pablo Gálvez  
Piano : Pablo Segura
Acordeón: Ricardo Rodríguez  
Orfeón de Granada  
Director: Pablo Guerrero

ORFEÓN DE GRANADA  
Los orígenes del Orfeón de Granada se remontan a 1903, año en que Francisco Alonso fundó un Orfeón bajo los auspicios de la Sociedad Filarmónica de Granada. Entre los periodos más relevantes de su pasado destacan los que vivieron hasta 1911 y, más adelante, a partir de 1938 en el que el Orfeón de Granada fue dirigido por Valentín Ruiz Aznar. En la época más reciente, el Orfeón de Granada recupera su actividad en 2003 y, desde entonces, han sido sus directores Ángel López Carreño, Francisco Ruiz Montes, Héctor Eliel Márquez, José Carlos Palomares y, en la actualidad, Pablo Guerrero Elorza, quienes han integrado la tradición de los repertorios corales mediante la interpretación, tanto de obras a capella como del repertorio sinfónico-coral, de diversos estilos y compositores. El Orfeón de Granada colabora periódicamente con instituciones locales habiendo participado en los ciclos “Música en los monumentos” y ha intervenido en distintas producciones, como coro participativo, de El Mesías de Händel y La Novena de Beethoven, junto con la Orquesta Ciudad de Granada. En 2006 fue editado su primer CD con un programa lírico con obras de ópera y zarzuela junto a Mariola Cantarero; y el segundo registro de 2008, incluye composiciones de Vivaldi, Haydn y Bach. Desde el año 2007 ha formado parte de varios proyectos internacionales en Friburgo (Alemania) y en Padua (Italia) y ha intervenido en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada (2009), en el FEX (2010, 2014, 2016), en el Festival Internacional de Música Ciudad de Úbeda (2010) y en el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza (Jaén 2013, Úbeda 2016 y Alcalá la Real 2017); así mismo, también ofreció un concierto de Pascua en Vitoria-Gasteiz en 2015. Otras producciones realizadas han sido el Réquiem en Do menor de Michael Haydn, la Misa en Do Mayor, Op. 86 de L. v. Beethoven y la Misa de Gloria de Puccini; esta última, en un encuentro sinfónico-coral y como conmemoración del hermanamiento de las ciudades de Friburgo y Granada. Entre las más recientes actuaciones cabe destacar el Stabat Mater Op. 58 de A. Dvorak en 2018, junto a la Orquesta Filarmonía Granada y bajo la dirección de Ricardo J. Espigares Carrillo.

Comentario
--

LA PEQUEÑA MISA SOLEMNE, último pecado mor(t)al en la vejez Rossiniana. Escrita en 1863, obra postrera tras más de 30 años de enigmático retiro oficial de la música, y dedicándose a ella por placer, Gioachino Rossini (1792-1868) afirmaría: “Buen Dios, aquí está terminada la pobre pequeña misa. ¿Es sagrada o maldita la música que acabo de hacer? Yo nací para la ópera bufa, tú bien lo sabes. Un poco de sapiencia, un poco de corazón, eso es todo lo que soy capaz de ofrecer. Así que te ruego que la bendigas y me garantices el paraíso”. “El título en sí es una burla. Es una misa que dura casi hora y media donde los géneros se entremezclan con tal candor y grandeza que no pueden más que conmover. Doce cantantes querubines de tres sexos (hombres, mujeres y castrados) serán suficientes para su actuación. Dios me perdone el siguiente acercamiento. También están los doce apóstoles en la célebre Última Cena de Leonardo. ¡Quién lo creería! Hay entre tus discípulos algunos que dan falsas notas, pero no se preocupes, Señor, no habrá ningún Judas en mi desayuno, sólo quienes canten con amor tus alabanzas”. Concebida inicialmente para un coro de doce, dos pianos y un armonio, y orquestada por Rossini un año antes de su muerte, algunos directores han preferido utilizar la primera edición publicada para un solo piano e intérpretes vocales. Un tiempo que desafía al tiempo, pues es tal la unción, el recogimiento, la solemnidad íntima, la sensualidad retenida, la indulgencia, la ternura, la nostalgia y la serenidad que hay en la pequeña, que deja en suspenso el alma del oyente.  
¡Bendito pecar el de esta noche!      

 
 
           
           
Aviso Legal
           
GALERÍA FOTOGRÁFICA