--

-- CONCIERTOS

volver
--
Sábado, 24 de septiembre de 2022

20.30 horas
AUDITORIO MANUEL DE FALLA
25 €

Venta de entradas


Programa
--

OPERA FLAMENCA

Hablar de la Ópera Flamenca es hablar de una época crucial para el arte flamenco y a su vez una de las más injustamente tratadas. Esta etapa del flamenco perduró desde mediados de los años 20 hasta mediados de los 50, pudiéndose subdividir en dos etapas cuyo punto de inflexión fue la guerra civil. Durante cierto tiempo la “flamencología” denostó este periodo por la tendencia del público hacia otros repertorios considerados menos flamencos: fandanguillos o cantes de ida y vuelta entre otros. La realidad nos aleja de tales injurias, la Ópera Flamenca supuso precisamente uno de los mayores esplendores para el flamenco: consiguió hacer del arte jondo un género de masas –grandes teatros y plazas de toros- , contó con la mayor concentración de primeras figuras y genios de este arte –Chacón, La Niña de los Peines, Manuel Torre, Manolo Caracol, Pepe Marchena o Manuel Vallejo entre otros- . A su vez esta concentración de talento hizo de esta etapa una de las más ricas en cuanto a creación y aportaciones personales a la amalgama musical jonda. Con Ópera Flamenca, Israel Fernández junto a Diego del Morao, pretenden hacer su particular reivindicación y acercarnos un pedacito –musical- de aquella época, esa que para el cantaor toledano supone su mayor fuente de su inspiración. Siguiendo la propia filosofía de esta etapa, Israel se acerca a alguno de sus referentes pasándolos por su acentuadísima personalidad, haciendo valer su capacidad para refrescar lo antiguo sin llegar a perder ese aroma añejo. Diego por su parte es capaz de dotar el acompañamiento al cante de numerosos elementos nuevos, llevándonos ambos a un viaje en el tiempo lleno de colores nuevos por la edad dorada del cante flamenco.

Intérpretes
--

Israel Fernández, cante
Diego del Morado, al toque

Israel Fernández
 
Nace en el seno de una familia gitana de orígenes andaluces asentada en Corral de Almaguer (Toledo). Su entorno y su cultura pronto despiertan en él ese don musical que atesora y ese amor por el flamenco. Desde muy joven, empieza a destacar por sus asombrosas cualidades, ganando su primer concurso televisivo a los 11 años (Tu gran día, TVE). Desde entonces no ha dejado de crecer en todos los aspectos, siendo considerado a día de hoy uno de los intérpretes flamencos más importantes. Ha logrado trascender más allá del flamenco, consiguiendo captar la atención de nuevos públicos a través de su personalísima manera de interpretar el cante tradicional. Su cante, dicen los expertos, es una confluencia de todo ese tesoro que nos legaron los grandes genios del flamenco aderezado con la frescura interpretativa y creativa que el artista aporta a todo lo que toca. En la actualidad, tiene 4 discos en el mercado, siendo los dos últimos Universo Pastora (Universal Music, 2018) y Amor (Universal Music, 2020) los que lo han consolidado cómo una de las grandes figuras del género y de la música en España. Con “Amor” ha conseguido hitos importantes como entrar en el puesto número 7 en ventas en su segunda semana de lanzamiento, la nominación al mejor álbum flamenco en los Grammy Latinos, el premio de la industria (Odeon) al mejor álbum flamenco, así como estar entre los mejores discos nacionales de 2020 para algunas de las publicaciones musicales más relevantes de el país cómo Rockdelux, Mondo Sonoro, ABC o Babelia (El País). Uno de sus últimos singles ¨”La inocencia” junto a El Guincho y Diego del Morao, ha sido acogido por el público cómo una muestra más de su incansable aportación a la música, siendo nominado a la mejor canción flamenca en los Premios Odeon. La revista GQ lo incluyó en su lista de los 21 músicos con mayor proyección del planeta. Asimismo, ha sido uno de los pocos españoles en grabar para la plataforma internacional Colors.    

Diego del Morao   
Es uno de los guitarristas flamencos más reconocidos del momento, tanto a nivel nacional como internacional. Considerado por muchos como el número uno actual, cuenta con una legión de seguidores enamorados de su personalidad y de su endiablado sentido del ritmo. Diego ha sido capaz de mantener la escuela familiar y sobre ella crear su propia música, posiblemente su toque sea uno de los más reconocibles entre los guitarristas actuales. Una de sus mayores virtudes, de entre tantas que posee, es la de sonar antiguo y moderno al mismo tiempo.   Su trayectoria comienza desde que es un bebé, no obstante, es hijo de Moraíto Chico y por ende pertenece a una de las sagas guitarrísticas más importantes de la historia reciente del flamenco. Su guitarra de acompañamiento ha servido a los artistas más laureados del género tanto para sus directos como para sus discos: Diego El Cigala, Niña Pastori, José Mercé, Marina Heredia, Duquende, Antonio Reyes o el propio Paco de Lucía cuando le encargó acompañar a La Tana en el disco que éste le produjo a la cantaora sevillana. Ha colaborado y compartido escenario con otros grandes músicos internacionales como Bebo Valdez, Chick Corea, Fito Páez o Jonh Socfie entre otros tantos. Así mismo como concertista ha pisado algunos de los mejores escenarios y festivales del mundo. Posee un Grammy latino así como otras distinciones dentro del mundo flamenco.