Auditorio Manuel de Falla
OCG CASA MUSEO ARCHIVO MANUEL DE FALLA
--
INICIOCALENDARIOPROGRAMACIÓNINSTALACIONESVENTA DE ENTRADASEL AUDITORIO
 
 

 

-- CONCIERTOS

volver

--

Programación Auditorio Manuel de Falla
Silvia Márquez, clave
Ciclo Piano con Sabor

--
Domingo, 25 de febrero de 2018

12 horas
SALA SINFÓNICA A-B
6 € más gastos de gestión

Programa
--

B. Storace (ca. 1637-1707), Ciaccona

M. Rossi (c.1600-1656), Partite sopra Romanesca

A. Scarlatti (1660-1725), Variazioni sulla Follia di Spagna

L. Couperin (1668-1733), Chaconne La Complaignante

J. S. Bach (1685-1750), Ciaccona de la Partita nº 2 en Re menor para violín, BWV 1004 (transcripción actual de Lars Ulrik Mortensen)
    
G. F. Haendel (1685-1759), Chacona en Sol menor

C. Ph. E. Bach (1714-1788), 12 Variaciones sobre la Folia de España
   
G. Ligeti (1923-2006), Hungarian Rock (1978)
    
Roberto Sierra (n.1953), Montuno en forma de chacona (2017)

Intérpretes
--

Nacida en Zaragoza, fue Primer Premio en el Concurso Permanente de Juventudes Musicales 1996 en las especialidades de Clave y Órgano (concurso al que ha sido invitada como Jurado en las últimas ediciones); Premio Especial del Jurado a la mejor interpretación histórica y Mención de Honor en el Concurso Internacional "Primavera de Praga" 1999; Mención de Honor en el Concurso Internacional de Clave de Brujas (Bélgica) 2001; Tercer Premio en la I Bienal Internacional de Jóvenes Organistas de Granada 2002; Segundo Premio en el IV Premio de Interpretación de Alcoy 2002.        Miembro de la Orquesta Barroca de la Unión Europea 2001, con la que ha actuado en Francia, Alemania, Inglaterra, Holanda, Bélgica, Italia, España, Hungría y China, bajo la dirección de Roy Goodman, Andrew Manze, Alfredo Bernardini y Edward Higginbottom.             Tras obtener los Títulos Superiores de Clave y Órgano con J.L.González Uriol en el Conservatorio Superior de Música de Zaragoza prosigue sus estudios, becada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Gobierno Holandés, en  el Sweelinck Conservatorium de Amsterdam y el Real Conservatorio de La Haya: clave (Jacques Ogg y Menno van Delft), órgano (Jacques van Oortmerssen) y  fortepiano (Stanley Hoogland), obteniendo el Diploma Superior holandés. Participa en cursos y seminarios con  profesores como Gustav Leonhardt, Jesper Christensen, Jan Willen Jansen, Guy Bovet, Jon Laukvik, Christine Whiffen, Andrea Marcon, Patrick Cohen, Lars Ulrik Mortensen, Montserrat Torrent, etc. Ha realizado cursos de postgrado en el C.S.I.C. (sección de musicología) en Barcelona, y en la Universidad de Alcalá de Henares, así como los cursos de doctorado (Musicología) en la Universidad de Granada.
Ha ofrecido recitales en España, Francia, Suiza, Holanda, Italia, Croacia, Andorra, Eslovaquia, Portugal, etc, en festivales como: Festival Internacional de Música y Danza de Granada, Musika-Música Bilbao, Fundación Juan March en Madrid, Jornadas Internacionales de Órgano de Zaragoza, Mayo Musical en Bolea (Huesca), Festival de Verano de Segovia, Ciclo de Órgano del Palacio Euskalduna en Bilbao, Los Venerables en Sevilla, Semana de Música Contemporánea de la fundación De Suite (Ijsbreker, Amsterdam), sala De Unie (Rotterdam, 1996), Ciclo de Música Antigua del CSIC en Barcelona, Festival Suisse L Orgue 2000, Festival Internacional Organum Histriae (Croacia), Festival Internacional de Órgano de Andorra, Música Antigua en la Real Capilla de Santa Isabel de Zaragoza, etc. Ha actuado como solista con la Orquesta de Cámara Española, Orquesta Sinfónica de Murcia, Solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla y Grupo Enigma-Orquesta de Cámara del Auditorio de Zaragoza. Varios de sus conciertos han sido emitidos por RNE2, RTVE, BBC, RTL y la Radio Checa, y entre sus grabaciones se encuentra música de A. Vivaldi (Warner 2004, con Ara Malikian),  D. Scarlatti o G. F. Haendel (Caro Dardo MAA006), C. P. E. Bach (Arsis, 2009) y L. Boccherini, junto al clavecinista Alfonso Sebastián. Actualmente graba para IBS Classical, con quien acaba de publicar el CD Chaconnerie y próximamente presentará un nuevo registro con música española para clave del siglo XX. Más allá de su intensa actividad como solista o colaboradora de grupos y orquestas nacionales e internacionales (bajo la dirección de figuras como Fabio Biondi, Giuliano Carmignola, Edward Higginbottom, Roy Goodman, Alfredo Bernardini, etc.), el foco más importante es su trabajo como directora del grupo de música antigua La Tempestad, con el que destacan sus últimos trabajos discográficos: sinfonías de Haydn (MAA10, 2012) y Mozart (Arsis, 2013) en formato de cámara. La Tempestad ha obtenido recientemente el Premio a la mejor Dirección (Silvia Márquez) y Premio al mejor Grupo Clasicismo en los I Premios GEMA y ha sido galardonada con el Circuito Festclásica Música Antigua 2016.  Especialmente comprometida con la música contemporánea para clave, ha estrenado obras de diversos autores españoles y extranjeros, tanto para instrumento solista como para grupo de cámara. Tras estudiar este repertorio durante varios años con la clavecinista holandesa Annelie de Man (con quien grabó música de Roderik de Man para el sello holandés Attacca), intenta dar a conocer las obras escritas en el siglo XX y XXI mediante cursos y conciertos, e incentivar la creación de nuevas piezas. Además de sus programas de clave solo, tiene la oportunidad de explotar este repertorio en sus colaboraciones con el Grupo Enigma-Orquesta de Cámara del Auditorio de Zaragoza y con el dúo junto al acordeonista Gorka Hermosa.  Invitada regularmente a impartir cursos en diferentes instituciones (Conservatorio Superior de Música de Salamanca, cursos de verano de la Fundación Príncipe de Asturias en Oviedo, Escola Superior de Música de Catalunya, Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, etc), en 1999 obtiene por oposición la plaza de Clave en el Conservatorio Profesional de Música de Murcia. Desde septiembre de 2007 hasta septiembre de 2016 ocupa la Cátedra de Clave en el Conservatorio Superior de Música de Aragón. En la actualidad se encuentra en excedencia. Es Máster en Gestión Cultural con Premio Extraordinario por la UOC (Barcelona).

Comentario
--

La propuesta de la clavecinista zaragozana Silvia Márquez para el ciclo “Piano con sabor” del Auditorio Manuel de Falla no puede tener un marco más idóneo, pues nos ofrece una travesía para los sentidos; una degustación de sonidos españoles y latinos desde la perspectiva de compositores internacionales, combinados con los ricos colores del clave. El concierto, que combina una exquisita selección de piezas de compositores de indiscutible renombre con otros a los que el tiempo condenó a la ingratitud del olvido, es una muestra de los procesos transculturales que parten del siglo XVII, guiándonos por el Barroco europeo, para concluir en el siglo XXI. Un viaje tal de similitudes y transformaciones no podría desarrollarse de manera más adecuada que a través de los temas con variaciones, a saber, la chacona, la folía y la romanesca. Tres formas musicales que entroncan con el Renacimiento español, florecen por toda Europa en el Barroco, y se revisitan en el XX y XXI. La chacona surge aparentemente en Hispanoamérica, popularizándose en España en el siglo XVII vinculada al teatro del Siglo de Oro. De aquí se exporta a Italia, donde encontramos la primera pieza de nuestro programa: la “Ciaccona” de Bernardo Storace (fl. 1664), de cuya vida y obra poco se conoce. A continuación, las “Partite sopra la Romanesca”, atribuidas a Michelangelo Rossi (n. Génova, ca. 1601/2; m. Roma, 1656), reputado violinista y organista que compuso en los tres grandes géneros de la época, ópera, madrigal y tocata para tecla. La romanesca, si bien de origen incierto, se encuentra por primera vez citada como esquema de variaciones para vihuela en en XVI español en Tres libros de musica en cifra para vihuela (“Romanesca, o Guárdame las vacas”) de Alonso Mudarra, y Los seys libros del Delphin de Luis de Narváez. Con Alessandro Scarlatti (n. Palermo, 1660; m. Nápoles, 1725), cuya extensa obra instrumental ha quedado eclipsada por su prolificidad en el terreno operístico, hacemos un alto en sus “Variazioni sulla Follia di Spagna”. Las primeras evidencias de la folía aparecen en el siglo XV vinculadas al teatro en Portugal y España, así como en el Cancionero de Palacio referido a una manera frenética de bailar y tocar. Será en el siglo XVII, con Jean Baptiste Lully en la corte de Versalles, cuando adopte su estructura melódico-armónica característica sobre un ritmo más calmado y refinado adaptado al gusto cortesano. A partir de entonces, el modelo será imitado en Inglaterra, Italia o España, incluyendo ya en sus títulos el origen español, por compositores como Marin Marais, Corelli, Handel o Salieri, entre otros. En la siguiente pieza que se interpreta, la “Chaconne La Complaignante” de Louis Couperin (n. Chaumes-en-Brie, ca. 1626; m. París, 1661), reputado clavecinista por sus chaconas y pasacalles, se aprecia una transformación estilística con respecto a la de Storace, que al igual que la folía, se refina, engrandece y ralentiza, y como todo lo proveniente de la Francia de Luis XIV, se imita en Europa. Con este autor se instaura la escuela clavecinista francesa continuada por su hijo François Couperin. De Johann Sebastian Bach (n. Eisenach, 1685; m. Leipzig, 1750), siguiente compositor de nuestro concierto, se nos presenta una chacona de gran dramatismo y emoción en la que los especialistas ven una tombeau dedicada a su mujer fallecida poco antes de su composición. Además contiene numerosos elementos enigmáticos que aún hoy son objeto de estudio, pues Bach acostumbraba a incluir mensajes cifrados en su música. Hilando con la pieza anterior, Bach incluye ya la chacona, por influencia de los ordres de François Couperin, como movimiento de un compendio de danzas: la suite o Partita para violín nº. 2 en Re menor, que Silvia Márquez interpretará en un arreglo para tecla de Lars Ulrik Mortensen. Por oposición, de George Frideric Handel (n. Halle, 1685; m. Londres, 1759), coetáneo de Bach y siguiente compositor del programa, nos podremos deleitar con el inconfundible sello del inglés de adopción en un alarde de dominio de la expresividad y del virtuosismo del teclado.  Con la llegada de la Ilustración y las nuevas teorías estéticas que sustituirán la racionalización de los sentimientos del Barroco por un razonamiento más ligado a los sentidos, Carl Philipp Emanuel Bach (n. Weimar, 1714; m. Hamburgo, 1788) se erige como adalid del Empfindsamer Stil en un estilo transitorio hacia el Clasicismo, abandonando el contrapunto recargado y dando mayor protagonismo a la línea melódica, sobre la que proyecta una mayor concentración expresiva con esquemas dinámicos y rítmicos breves. Podremos apreciarlo en sus “12 Variaciones sobre la Folía de España”, a la que da un carácter improvisatorio muy personal. Durante los siguientes doscientos años, estas formas de variación decaerán en favor de otras de gusto más romántico, y habrá que esperar a las vanguardias del siglo XX que, deconstruidos los elementos de la música tradicional, volverán la vista atrás para encontrar los marcos formales sobre los que componer las nuevas músicas. En este contexto, György Ligeti (n. Târnăveni, 1923; m. Viena, 2006) compone “Hungarian Rock”, tomando la chacona como modelo e incluyendo referencias estructurales del rock y el jazz con un discurso renovado.  Con Roberto Sierra (n. Vega Baja, 1953), discípulo de Ligeti y recientemente galardonado con el XVI Premio SGAE de la Música Iberoamericana Tomás Luis de Victoria, finaliza este viaje de cuatrocientos años. Nos seducirá con su novísimo “Montuno en forma de Chacona”, compuesto para Silvia Márquez por encargo del Festival de Música Española de Cádiz y estrenado en dicha ciudad en 2017. El compositor puertorriqueño incorpora sus raíces caribeñas al lenguaje contemporáneo en un proceso de “tropicalización” que caracteriza su estilo. En definitiva, un exquisito y variado programa para los sentidos, lleno de gusto y color, que seguro dejará muy buen “sabor” de boca.

Carlos Granados Dueñas

 
 
           
           
Aviso Legal
           
GALERÍA FOTOGRÁFICA